Páginas: 464
Medidas: 15x21cm
Tapa: blanda
Colección: Dioniso
Categoría:

Los ingenios: colección de vistas de los principales ingenios de azúcar de la isla de Cuba

Eduardo Laplante

Mediaba la década de 1850, en plena edad de oro de la industria azucarera y de la economía cubana, cuando comenzaron a publicarse los fascículos que dan lugar a este libro. En un panorama dominado por el progreso técnico y el aumento de la oferta de dulce, Los Ingenios describían, detallaban y analizaban prolijamente los […]

27,90

Cantidad:
avatar-author
Eduardo Laplante. Litógrafo y pintor cubano del siglo XIX. A él se deben las ilustraciones de El libro de los ingenios. Nace en Francia en el año 1818. En 1807 comienza con Hipólito Garneray la llegada de una auténtica ola de artistas exiliados que huyendo de Napoleón recalaban en las playas cubanas y se quedaban, seducidos por la belleza del paisaje y la intensidad de la luz. En estas primeras oleadas de recién llegados venían muy buenos dibujantes y litógrafos, técnica muy moderna por entonces. Una vez en tierra cubana comenzaron a crear sus obras basándose en los muy variados tipos humanos que veían a su alrededor, así como en la vegetación y arquitectura de la isla. Sus grabados constituyen una extensa muestra documental de la época, lo cual, además de sus bellezas plásticas, los hace de gran valor histórico. Laplante llega a Cuba alrededor de 1848, fijando su residencia en La Habana y un año después se establece como litógrafo, considerado el mejor litógrafo cubano de la época. Viaja por el interior de la Isla, con el objeto de captar sus paisajes y las más importantes plantaciones azucareras, realiza descripciones detalladas de la vida rural en Cuba, en particular la plantación de azúcar. Junto con Leonardo Barañao dibuja e imprime la serie Isla de Cuba Pintoresca, en 1856, y junto a Justo Germán Cantero, que escribe el texto, publica en 1858 El Libro de los Ingenios, con láminas dibujadas del natural y litografiadas con gran calidad y belleza. La fecha de su muerte es situada por algunas fuentes en La Habana en el año 1860.
Libros de Eduardo Laplante
Libros relacionados